¿Cómo cambiar el BPM en tus DJ Sets sin morir en el intento?

A todos nos ha pasado que nos quedamos atrapados en el mismo rango de BPM (beat por minuto) y, por más que intentamos subir o bajar la velocidad, no logramos salir de esta molestosa situación por temor a perder el flow de nuestro DJ Set. Hoy les traigo unos tips para poder cambiar el BPM drásticamente en nuestros sets sin morir en el intento.

Como bien saben, un DJ básicamente “pega” una canción con otra para no perder el ritmo y la gente no pare de bailar. A veces, cuando estamos cambiando de una pista a otra de distintos géneros o BPMs muy distintos, tenemos que aplicar alguna técnica que va más allá de sincronizar ambas pistas.

Si eres nuevo en este mundo, no te preocupes que con el tiempo podrás manejar esto sin problema. Escucha a otros DJs, no con el afán de criticarlos, sino de aprender de ellos. Si por alguna razón se les fue la pista… cómo hicieron para retomarlo. Y si no se les fue, cómo la mantuvieron. Fíjate en la canción, el genero, BPM, versión, momento, mezcla, etc. Todos los valores necesarios para realizar ese cambio perfecto.

Entonces, qué recomendaciones tenemos para ti?

01 – Antes del evento

Dale una repasada de BPM a tus archivos. Una vista de tu música te puede ayudar a descubrir o encontrar canciones o versiones que habías olvidado o pasado por alto.

02 – Análisis del evento anterior

Si tienes una buena noche o una mala noche, te recomendamos al día siguiente hacer un chequeo mental revisando qué fue lo que pasó. Quizás puedas descubrir qué fue lo malo, más allá de lo personal, para poder evitarlo. Qué fue lo bueno, para aprender de ello.

03- Usa la tecnología

Rekordbox ofrece dos funciones espectaculares que estoy seguro que muy pocos usan. Si las usas, haznos llegar tu experiencia en los comentarios. La primera es Track Suggestion y la segunda Pistas relacionadas.

Con Track Suggestion Rekordbox te muestra sugerencias de canciones basado en criterios que tú mismo puedes seleccionar. Con Pistas relacionadas puedes sumar canción por canción a este resultado.

Serato ni Traktor ofrecen ninguna de estas opciones, pero en los tres puedes alinear la columna del key o tonalidad para tener una idea de qué canción podemos poner después. Mixed In Key ofrece una función muy interesante para ayudarte con esta tarea.

04 – “Usa la fuerza”

La desesperación, el no saber que hacer, algún problema técnico, el temor, etc. Son elementos que a todos nos ha pasado. Aunque suene trillado, la calma acompañada de una respiración profunda es la mejor solución en esos momentos… claro que no cuando te quedan 5 segundos, pero ya sabes a lo que me refiero.

No tengas miedo de esperar a que acabe la canción para poder cambiar de bpm, pero en caso de acabar esa canción en una salida de 8 compases, lo mejor que puedes hacer es que la siguiente canción no sea una versión o por lo menos que empiece con la normal, o sin esos beats de intro. Además puedes poner en practica las diferentes técnicas de mezcla para cambiar de BPM.

05 – Dale al pitch… sin compasión

Serato tiene un excelente pack de expansión que todos sus usuarios deberían tener, el Pitch ‘n time. Con este puedes mover el pitch en valores altos y bajos y la canción mantendrá casi su misma tonalidad con prácticamente cero distorsión. Esto, hace unos poco años atrás, era impensable.

Si tienes que ajustar el pitch Fader para compensar el cambio de BPM te aconsejo que lo hagas de forma gradual durante la mezcla y escalona fuera de la mezcla. Con escalonada me refiero a subir el pitch en valores un poco más altos, justo antes del coro o en el momento de soltar la mezcla. De esta forma el cambio es un poco mas discreto que hacerlo gradualmente e indiscriminadamente durante toda la canción.

Al momento de ajustar el pitch de la canción actual para la siguiente, hazlo con criterio. Siempre teniendo en cuenta la percepción del bpm. Seguro que ha pasado casos donde tienes el bpm un poco más alto o bajo de lo normal, y el público lo disfruta igual. Eso es sucede porque su percepción durante el evento se ajusta al pasar el tiempo. Claro que hay extremos, pero en regla general si empiezas con unos puntos más arriba del bpm original, de esa primera canción, te verás casi obligado a mantener esa misma distancia, que puede o no ayudarte.

06 – Play, sync, sync, sync, fader…

Así es, yo uso el sync desde hace muchos años. No vamos a debatir de nuevo su uso, debilidades o fortalezas, pero lo que si te puedo contar es que es una maravilla para salir de la trampa del bpm. Sobretodo porque puedes cambiar el bpm en el momento de la mezcla.

07 – Transiciones

El uso de transiciones, bajadas o subidas, es la solución más usual para hacer cambios drásticos de bpm, ideales para cambiar de genero también. El detalle está en cuando no se necesita hacer cambios tan drásticos. Ahí puede que estas no te ayuden de mucho.

Algo que he podido practicar en vivo, es poder hacer cambios de bpm directamente en la mezcla, sin sync, moviendo los dos faders al mismo tiempo en la misma distancia. Lo cual funciona excelente para cambios ligeramente menores, claro que ambos decks deberían tener el mismo porcentaje de pitch para hacer más fácil este trabajo.

Finalmente

Hoy en día tenemos varias formas de cambiar de bpm y salir de la trampa. En la nota hemos visto algunos consejos prácticos, de los que todos ya sabemos y seguro que más de uno ya pone en práctica.

En YouTube pueden encontrar varias técnicas de mezcla que pueden ayudarte a hacer estos cambios, pero lo importante es saber cuándo hacerlos también. No es cuestión solo de versiones de apretar botones.

Si tu set no te funciona, sal del género y/o cambia de bpm. Mi regla es que si después de tres canciones (máximo 5) no muevo la pista, debo hacer un cambio, pero al mismo tiempo teniendo en cuenta el momento. Si recién llega la gente, cuantas copas van, terminaron de comer y ya están el postre, y super importante es tener tu ojo de brujo e identificar al grupo o el invitado bailarín e ir por ese lado. Ademas claro de saber escuchar los pedidos musicales que por ahi puede estar la clave para cambiar el bpm.

En una fiesta de casa es aceptable esperar que acabe la canción o buscar un hueco o crear uno, para meter la siguiente canción. En cambio, los DJs de discoteca la tienen más difícil, ya que no es bueno esperar que acabe la canción para hacer los cambios… aquí solo nos queda practicar y practicar, la técnica y criterio.

Finalmente. Lo mejor es escuchar a otros djs, en vivo o en mezclas pre-grabadas, y entender su lógica; como, porque, donde, etc, pero yendo más allá de la crítica. Ya que es más barato y rápido aprender de los aciertos y errores ajenos, que los propios. De esta forma podrás elevar tu kun-fu en el menor tiempo y costo posible.

Suscríbete a SoloParaDJs.com