Hizo una “estafa legal” a Spotify y se volvió millonario

Hoy por hoy Spotify es la plataforma mas elegida para escuchar música en la web. Millones de personas en todo el mundo la utilizan a diario para musicalizar sus momentos de ocio o trabajo y compartir sus gustos musicales. Pero un usuario búlgaro pensó que podía hacerse un dinero gracias a la aplicación y diseñó una estafa perfecta para recibir de Spotify al menos 288 mil dólares por mes en derechos de autor. Y todo de manera absolutamente legal.

Todo se basa en un dato básico del funcionamiento de Spotify, que le permitió progresar en los últimos años en acuerdo con las discográficas: el pago de derechos de autor a los autores y titulares de derechos de las canciones que escuchan los usuarios. La plataforma paga, como mínimo, $0,004 dólares al autor por cada reproducción de su canción en el sistema.

Todas las semanas, Spotify envía a los ejecutivos de las discográficas un ranking de los playlists más escuchados en Estados Unidos y el mundo. Casi todas las playlists más exitosas son creadas por las propias discográficas. Pero en septiembre de 2017, un ejecutivo de la industria de la música se sorprendió al descubrir una lista llamada “Soulful music”que no pertenecía a ninguna grabadora pero rankeaba en el puesto 35° del mundo y en el número 11° de Estados Unidos. Comentó esto a la publicación Music Business Worldwide (MBW), que inició su propia investigación.

¿Qué era “Soulful music”?

Una playlist de 467 canciones de artistas casi desconocidos, casi sin biografía en la web, todas con un ISRC (el código internacional estandarizado que identifica a cada canción en streaming) proveniente de Bulgaria. La mayoría de esas canciones, duraban poco más de 30 segundos, el tiempo mínimo de reproducción que estipula Spotify para hacer el pago de derechos.

Permitir que las pistas de 43 segundos se ejecuten continuamente en una cuenta durante los 86,400 segundos en un día generaría 60,000 pistas de escucha en un mes de 30 días.

En 1.200 cuentas, esto representaría 7.200.000 escuchas por mes.

A un precio de  £ 0.004 por reproducción, una estimación conservadora del pago promedio por escucha de Spotify la cifra asciende a £ 288,000 si se usaron robots para automatizar el proceso y omitir pistas justo después de la marca de 30 segundos.

En conclusión: £ 288.000 (Ganancia) – £ 12.000 (Cuentas Premium)= £ 276.000 de ganancias netas

Obviamente, una discográfica alertó de esto a Spotify que en octubre de 2017 borró todas las canciones subidas por el usuario búlgaro a su sistema. Para entonces, la estafa había funcionado durante cuatro meses.

Es decir que el ingenioso búlgaro habría logrado hacerse con entre 1,1 y 1,6 millones dólares antes de ser descubierto. Y lo peor es que todo lo hizo de manera legal.

Cuando la publicación MBW consultó a Spotify al respecto, la empresa le respondió con un comunicado escueto en el que no entró en detalles pero dijo que se tomaba “con mucha seriedad la manipulación del servicio de streaming” y que invierte “continuamente en la detección y remoción de las actividades inaceptables”.

Tambien te puede interesar: “Virtual DJ: Ya no se puede utilizar Spotify”