25 Tips para Mezclar Pistas como un Pro


El proceso de mezclar pistas es largo y complicado, y la experiencia cuenta mucho. Hoy les traigo 25 Tips para mezclar pistas tal y como lo hacen los profesionales en el estudio, sacadas de apuntes de un curso de Ingeniería de Sonido y Producción Musical que he hecho en Londres. A diferencia de letra de una canción o el proceso de creación de la música, la mezcla sí se puede hacer de modo más sistemático. “Mezclar” es esencialmente el arte de interactuar los instrumentos y sonidos juntos de tal manera que formen un todo coherente. Nuestro objetivo es buscar claridad en la mezcla. Necesitamos poder escuchar cada detalle y, para ello, debemos asegurar que cada uno de los sonidos tenga su propio espacio en su rango de frecuencias sin que choquen con los demás. Les dejo pues 25 trucos que le harán la vida más fácil a la hora de mezclar.

1. Monitoreo

Escucha tus mezclas una y otra vez en distintas cornetas. Chequea el sonido cuando vayas a salir en el carro, en las cornetas de la televisión, en las cornetas del estudio, por audífonos. Cada uno podrá revelar distintos aspectos y frecuencias que quizá estén acentuadas en tu mezcla.

2. Mezcla Cruda

Siempre haz un balance crudo de las pistas antes de comenzar a mezclar. Sube los faders y escucha el material crudo que tienes disponible y planea tu mezcla acorde a lo que escuches. Esta mezcla cruda le dará la primera forma y una tendencia aproximada a la mezcla final.

3. Simplicidad

Mantén todo simple. Sé organizado con tu método de trabajo y desaste de cualquier material innecesario. Tienes bastante de qué pensar sin preocuparte sobre cuál de las 20 tomas de guitarra, por ejemplo, es que la usarás.

4. Acústica

Conoce tu alrededor, particularmente el sonido del cuarto en el que estás mezclando. Es de suma importancia saber si el cuarto en el que estás trabajando es confiable y si resalta o deforma alguna de las frecuencias. Dado el caso, luego tendrás que trabajarlas una por una y contrarrestar el efecto de algún modo. Para atrapar los bajos excesivos que pueden generar el “estudio” o cabina, es forrar con almohadas o alfombras las paredes traseras del cuarto. Un arreglo rápido que te podrá ayudar.

5. Plan

Debes tener un plan para tu mezcla. Debes conocer lo que buscas y quieres lograr antes de comenzar. Si quieres un sonido seco de las vocales en una mezcla húmeda, o viceversa, o una mezcla tensa, o una mezcla que no parezca una mezcla. Ten en mente el sonido que buscas.

6. Influencia

Si estás grabando a una banda, no dejes que estén en tu estudio mientras mezclas. Deja que comenten cuando tengas casi terminado el proyecto. Recuerda, tú no estás tan apegado al material como ellos y por ello podrás tomar decisiones más objetivas acerca de la mezcla. Por ejemplo, un guitarrista querrá que su guitarra suene más fuerte que los otros instrumentos. Si el caso es que tú eres tanto el artista como el que mezcla, te diría que le digas a alguien de confianza que te dé su opinión sincera.

7. Experimenta

No te asustes al tratar nuevas ideas. Alguna de las mezclas más innovadoras y exitosas han sido accidentes. Un buen ingeniero de sonido nunca le tiene miedo a experimentar (y probablemente muchas veces será terrible pero al menos se intentó). A menos de que estés en un apuro para terminarla, invierte un poco de tu tiempo para jugar con los distintos sonidos de la mezcla. Debes conocer lo más posible tus equipos: así sabrás de qué están hechos realmente y qué pueden hacer por tu mezcla.

8. Paneo

El Paneo o “Panning” es el posicionamiento de los sonidos de derecha a izquierda, en surround, de atrás hacia adelante y viceversa. Si estás haciendo una mezcla para un local, no tiene sentido que juegues con el Panning en ritmos de un lado a otro ya que no quieres que un solo lado del club esté escuchándolo y el otro no; quién bailaría qué parte. Mantén el paneo para los efectos y ese tipo de cosas.

9. Imágen de Stereo

Usa el Paneo para crear una panorámica de la mezcla y generar ese ambiente de movimiento de derecha a izquierda. Acuérdate que, si todo lo que tienes en la mezcla está grabado y mezclado en stereo, lo que tendrás es dos monos, uno a cada lado (por muy profano que suene el concepto). Hay muchas técnicas para lograr sonidos como si estuvieras escuchando al grupo en vivo, una orquesta, efectos, etc. Depende de tu “plan”.

10. Mono

Siempre chequea tus mezclas en mono. Quizá no sea tan importante hoy en día, pero hay gente que tiene televisores mono, sistemas de carro mono y radios mono. Excelente si tienes una mezcla con muchos efectos en stereo, pero no sería brillante de tu parte hacer que desaparezcan en mono.

11. Recreos

Debes descansar y no mezclar horas tras horas sin parar. Ten tus recreos regulares, harán que mantengas tus objetivos. Algo que podrías estar horas haciendo a medianoche, quizá sea un problemas que puedes arreglar bien despierto en 10 minutos. Además, después de tanto tiempo escuchando lo mismo, llegas a pensar que está bien algo que luego, al regresar, pensarás que es una basura.

12. Volumen

No monitorees a todo volumen. Si te expones a altos volúmenes a lo largo de tu mezcla por muchas horas, tus oídos se verán afectados gravemente a corto y largo plazo. De vez en cuando, sí súbele el volumen a la música para escuchar cómo va a esos niveles, pero controlado. Una verdadera buena mezcla sonará bien también a un sonido “prudente”.

13. Gating Noise

Gates (Puertas) son efectos del mezclador o software que nos ayudarán a mantener el silencio de cualquier ruido en momentos calmados de la mezcla. Fíjate que el “Atack” y “Release” del gate no tengan valores muy extremos, ya que esto causarán un efecto sonoro tipo “click” indeseado sobre nuestros sonidos.

14. Fases

Chequea el “Phase” o Fase de tu mezcla. Phase relaciona los sonidos de tu mezcla básicamente. Si un lado de un teclado stereo está desfasado con respecto al otro, perderemos el final de cada sonido. Similarmente, si tenemos dos micrófonos en la percusión fuera de fase cuando se grabó, esto afectará la profundidad del sonido de la mezcla.

15. Compresores y Limiters

Son esenciales no solo para muchos de los instrumentos de la mezcla sino para todo el conjunto. Muchas veces un Limiter nos puede ayudar a mantener la voz en un nivel adecuado sin necesidad de usar Automatizaciones en nuestros secuenciadores, por ejemplo. Un compresor nos ayudará a conseguir ese sonido más “pomposo” de los bombos, más “cracosos” de los snares, todos los sonidos en un rango más comprimido, y miles de otras funciones.

16. Agrupaciones

Agrupa todo el material que tengas; hará que la mezcla sea más ordenada y fácil. Crea un grupo para cada “grupo de instrumentos”: percusión, bajos, guitarras, voces, etc. Agrupar todos los sonidos o samples de percusión, por ejemplo, en un solo canal o fader para que no tengas que mover 8 faders para bajarle a toda la percusión. En caso de que cuentes con un mezclador como el de la imagen con mucho canales, puedes “agrupar” para que todas los faders sean dependientes de un grupo en específico.

17. Guardar

Haz un respaldo regular de tu trabajo. Puede sonar muy obvio, pero es increíble cuánta gente se le olvida guardar su trabajo mientras van progresando y luego lo lamentan. Imagínate que tengas que arreglar un pequeño detalle ya al final de tu proyecto y no guardaste la mezcla anteriormente. Ten como hábito Guardar cada vez que avances un poco.

18. Reverberación

No abuses del “Reverb”, ya que puede quitarle la nitidez o brillo de tu mezcla. Esto es especialmente verdad cuando se trata de las voces. Como regla: cuando las voces están muy “wet”, la mezcla debe ser seca; cuando tenemos mucho “reverb” en nuestra mezcla, procura que tus vocales sean lo más secas posibles. Otro tip es que usen un reverb que puedas ser usado en varios canales a la vez ya que montar varias reverberaciones en los distintos instrumentos hará que nuestro secuenciador se haga más pesado (en caso de que no contemos con los equipos) y además podemos hacer que un rango de frecuencia se vuelva muy “borrosa”.

19. Intuición

Aprende a confiar en tus oídos. Claro que esto viene con experiencia, pero generalmente, cuando tienes ese “feeling” de que por allí no va la cosa, hazte caso. La intuición suele tener siempre el mejor camino en este tema.

20. Referencia

Escucha música de un género similar al que tu mezcla tiene para usarlo como referencia. No te asustes al cambiar tu pista por otra mientras mezclas; esto puedo hacer que escuches detalles que quizás no ibas a notar sin la referencia.

21. Opiniones

Pásale tu mezcla a otra gente. Es muy probable que escuchen cosas que tú no escuchaste mientras mezclabas. También pueden surgir preguntas de la mezcla que quizás no te habías preguntado. Es una buena técnica para perfeccionar tu trabajo.

22. Masterización

Una vez que tengas todo bien mezclado, usa un EQ general o un Compresor para el Master de tu mezcla a ver si mejora. Existen muchos plugins (gratuitos y pagos) que te pueden ayudar con la masterización, como T-RackS de IK Multimedia o TC Electronics’ Finaliser o iZotope Ozone. Los Multibanda o Compresores Frequency-Conscious se han vuelto populares últimamente y también nos puede ayudar.

23. EQ

Intenta no abusar tampoco del EQ. A menos de que estés buscando un efecto muy específico como un filtro sobre un loop de percusión o distorsionar la voz como si estuviese hablando por teléfono, evita el uso de EQ para el Master de nuestra mezcla.

24. Filtros

Usa el Hi-pass y Low-pass en tu mezcla a través de software o hardware. Eso se usa mucho para la mezcla bajo-bombo y para encontrar el sonido que queremos proyectar.

25. De-Esser

El De-Esser es una especie de compresor pero que va directo a una frecuencia en especial. Por ejemplo, si tenemos una cantante que pronuncia mucho las “s” cuando canta, nos podemos dirigir exactamente a esa frecuencia para disminuirla y tener un canto más uniforme, sin distorsionar ningún agudo de la pista.

Suscríbete a SoloParaDJs.com